Sudaderas__________

Esta prenda puramente deportiva ha pasado a ser imprescindible el armario más urbano

Esta ‘normalización’ del uso de la sudadera con camisa o no para las nuevas generaciones ha contagiado a la sociedad, que ha perdido el reparo a priorizar la comodidad y la practicidad a la hora de vestir.

En cualquier caso ya no es tan extraño encontrarnos a hombres y mujeres con puestos de responsabilidad que acuden a trabajar con sudadera & camisa & zapatillas deportivas.

Cuándo, cómo y con qué lucirlas

Por eso es necesario hacer una diferenciación entre sudaderas, ya que dentro de la informalidad que desprenden en general, existen algunos modelos que no lo son tanto. En este sentido, os puedo afirmar que cuanto más básico sea el diseño elegido mayor será su carga de formalidad con respecto a las más llamativas. No quiere esto decir que haya que evitar las sudaderas estampadas o en las que priman colores estridentes; simplemente conviene marcar el límite a la hora de hablar de básicos y de las que son, en principio, más apropiadas para según qué circunstancias. Y el color es el absoluto protagonista en esta distinción.

La reina de las sudaderas es el modelo liso, en color gris y de cuello redondo. Si no tienes una tu armario inteligente, éste no puede ser feliz del todo. Podríamos decir que es al otoño lo que la camiseta blanca lisa al verano dentro del estilo deportivo. Un ‘must’ sin discusión.

La sudadera gris de cuello redondo lo tiene todo, especialmente los diseños sin capucha, un elemento que le resta posibilidades al añadirle todavía más informalidad a una prenda que ya lo es mucho de por sí. Es como si se mimetizara con el paisaje de los meses fríos. No es que solo combine con unos jeans además, es que puede sustituir perfectamente al jersey en un outfit informal con camisa blanca debajo, falda o vaquero y,  zapatillas deportivas, por ejemplo.

Lisas vs estampadas

Pero si quieres llamar la atención haz como yo; elige un color potente como el rojo y atrévete a deslumbrar, siempre dependiendo del momento y el lugar donde vayas a ir, en mi caso era para un día de paseo con amiga. Es también recomendable tener en el cajón dedicado a estas prendas algún otro modelo que también podría ser considerado básicos. Entre ellas, una en color negro es muy útil porque puedes recurrir a ella prácticamente en cualquier momento y sin prestar demasiada atención a cómo combinarlas. El negro es, además, el tono estrella de las sudaderas con capucha. Las recomendables son lisas, insistimos, pero incluso si no puedes resistirte a algún modelo estampado, es también el tono sobre el que mejor destaca el mensaje que quieres portar.

Para los modelos más atrevidos y originales lo más importante es no verte disfrazado. Esto es algo que se repite mucho en la moda, y es cierto. Si nunca vas en sudadera tú misma te mirarás extrañada y te sentirás poco confortable con un modelo de sudadera multicolor, XL o simplemente lisa pero en un color llamativo.

Inspiración

Recuerda: el gris principalmente y el negro en segundo lugar son siempre un acierto en lo referente a las sudaderas. No solamente son los más estilosas, sino que son los más versátiles ya que te permitirán añadir al conjunto accesorios, unos tacones,   que añadan algo de formalidad para no parecer que acabas de salir del gimnasio.

Feliz semana corazones, gracias proseguir ahí detrás de esta ventana llamada window!!!